martes, 7 de agosto de 2012

Relaciones Destructivas II: El Sumiso

Ya habíamos comentado en la semana pasada sobre el Controlador en las relaciones, ahora es turno del Sumiso.

Vamos aclarando algo. Las relaciones humanas en general tienden a ser complejas, porque cada quien tiene su forma de pensar, de ver las cosas, etc. Hablando de las relaciones de parejas, entiendase novios ó esposos. Se complican más, pues existe el factor sentimental y esto hace que las cosas tomen mayor fuerza, una palabra, un acto, una mirada, hasta un silencio.

Quien decide y asume el papel de Sumiso, esta demostrando que tiene un fuerte problema de autoimagen, seguridad, autorrespeto, en pocas palabras, de autoestima. Puesto que el Sumiso muestra:


1.- Tiene la necesidad de una reafirmación por parte de su pareja. Es decir, para poder valorarse lo hace con el consentimiento de su pareja. Le cuesta trabajo asumir responsabilidades, es por eso que deja todas las decisiones en su pareja. ¿Por qué le cuesta trabajo asumir responsabilidades? Por la sencilla razón de miedo fortísimo a equivocarse, a fallar y también a triunfar ó acertar en sus decisiones.

2.- No puede cuidar de sí mismo, puede llegar a sentir temores exagerados y estos aumentan más cuando esta sólo. Por eso siempre estará haciendo lo que su pareja le dice, para no verse sólo.

3.- El Sumiso decide tomar este papel en la relación puesto que hay poca valoración de su parte y al menos el tener una pareja que lo controle, le diga que hacer y no hacer, encuentra ahí el valor a lo que hace, a lo que piensa, a lo que es.

4.- El Sumiso ante su baja autoestima, decide que su satisfacción es la de su pareja, puede parecer romántico, pero una persona que no se quiere a si misma, tampoco puede querer a alguien más. Está dispuesto a sacrificarse, dejar sus gustos, prioridades, ambiciones si estas no son aprobadas por la pareja.

5.- Su relación siempre será destructiva y le costará trabajo salir de ella, pues en primer lugar nunca aceptarán que juegan este rol en la relación. Lo más común es que una vez que salga de una relación destructiva, inmediatamente, volverá a otra con las mismas características

6.- ¿Por qué se hizo Sumiso? Recuerden que hablamos en términos generales y no hablamos de leyes rigurosas y como todo, habrá honrosas excepciones. Se hizo Sumiso por vivir en un ambiente demasiado paternalista, no se le fomentó la autosuficiencia, la autonomía, siempre se le sobreprotegió y también no tenía límites establecidos.

7.- ¿Cambiará el Sumiso? Lamentablemente no, a menos de que tenga algún suceso demasiado fuerte ó  que se canse de ser sumiso y haya voluntad de cambiar. Si no hay voluntad, antes que todo no habrá cambios.

Como lo mencioné cuando abordamos el rol y papel del Controlador. Se pueden seguir enlistando un número mayor de características, pero lo importante es reconocerlas y si hay cuando menos una, analizar, reflexionar, hablarlo con la pareja y buscar ayuda profesional.