martes, 10 de julio de 2012

Conócete a ti mismo...ya!

"Conócete a ti mismo" es una frase poderosa porque invita a hacer una observación de uno mismo, invita a hacer un alto en las tareas y actividades cotidianas. Es preciso conocernos  en todos nuestros niveles, desde los aciertos hasta los errores, las virtudes y defectos, lo que nos agrada y aquello que no nos agrada. 


Conocerse a uno mismo no es una actividad sencilla, más cuando se nos enseñó poco a realizar esto, pero como hemos comentado en otras ocasiones, no sólo hay que lamentarnos por lo que se nos enseño o se dejó de enseñar. Estamos a un buen momento de iniciar con tan interesante actividad.

Para muchos psicólogos, el Ser Humano es un ser BIOPSICOSOCIAL lo importante es saber, a que se refiere esta parte la Psicología.
  •  Biológica. Hace referencia a todo lo que es nuestro cuerpo, nuestra salud. Esta comprobado de la parte biológica influye en nuestro estado de ánimo. Las Hormonas, el Cerebro y todo el Sistema Bioquímico que se da en nuestro cuerpo si es alterado, saca de su estabilidad nuestra parte emocional. En la actualidad, los psicólogos trabajan en equipo con médicos especializados en estas áreas involucradas para dar una mejor ayuda. Pero no solamente es eso. Nuestro cuerpo nos manda señales cuando algo no esta bien, cuando algo esta fallando. Los dolores, las "punzadas" los adormecimientos o irregularidades en cualquier parte o sistema de nuestro cuerpo no debemos de ignorarlo, debemos de prestar atención. La Salud física es indispensable para estar en una armonía con nosotros mismos, conozcamos nuestro cuerpo, cuando nos esta dando señales de cuando va a enfermarse, como nos gusta que nos acaricien, que nos toquen o que no nos toquen. Explora tu cuerpo, conocelo, re-conocelo, es una buena forma de conocerse a uno mismo.
  • Psicológica. Hay que revisar, como nos sentimos el día de hoy y también el día de ayer. Es común que vayamos guardando corajes, enojos, tristezas, alegrías, momentos melancólicos y muchos estados de ánimo. Si nuestro trabajo ya no esta generando la motivación necesaria, si ya se hizo cansado, tedioso, aburrido, claro que impacta la parte emocional de cada uno de nosotros. La estabilidad emocional, lo que nos motiva, lo que nos desmotiva y todo esto debemos de estarlo analizando constantemente. Muchas veces ignoramos nuestros sentimientos, más si son negativos, lo malo es que se van acumulando y el día menos esperado saldrán todos de un tirón, lamentablemente salen de la peor manera. No trates de evadir un enojo, si algo ó alguien te hizo enojar, no lo minimices, ni lo ignores, reconoce ese sentimiento y desahogalo de una manera asertiva, en donde no salgas dañado ni perjudiques a otros. Si estas feliz, ¡demuestralo! si es con alguien o simplemente te levantaste de buen humor, ¡manifiestalo! Comienza a conocer que te hace sentir mal, que te hace sentir bien, tus temores, lo que te motiva. Suele pasar que sabemos reconocer en alguien más si esta triste, contento, preocupado, enojado; pero no sabemos reconocer como nos sentimos nosotros, así que manos a la obra.
  • Social. No sólo tiene que ver con tener amigos y como nos llevamos con ellos. Recordemos que vivimos en una sociedad, una cultura que espera de nosotros por ejemplo: que seamos productivos. Y es triste ver como muchas personas no dedican tiempo al descanso porque se sienten mal como si estar descansando fuera un "error" y muchos además de sus trabajos u ocupaciones como estudiantes buscan estar "ocupados" buena parte del día y hasta los fines de semana. Ojo con esto, no estoy diciendo que hay que estar de ociosos siempre, lo que digo es que aprendamos a distribuir nuestro tiempo y dentro de esas actividades también dejemos un rato para descansar, leer un buen libro o incluso, acostarse un rato en la cama, es necesario y saludable hacer esto. Recuerda es parte de las personas vivir en sociedad pero también busca las cosas con las que te sientas agusto, pleno, satisfecho. Las que no, simplemente deséchalas, busca adaptarte a la sociedad no tienes que cumplir todo lo que se te dice o se espera de tí.
 Estas 3 esferas o áreas del Ser Humano son indispensables conocerlas para que vayamos descubriendo quienes somos, que metas nos motivan, que sentimientos tengo regularmente.
Hay un área que no muchos psicólogos la abordan por las diferentes implicaciones que tiene, pero que si la quiero mencionar porque es parte del Humano.
  • Espiritual. Muchas personas trabajan su parte espiritual desde diferentes religiones ó formas de llegar a esta parte. No vamos a cuestionar si una religión es mejor que la otra, si es mejor ser vegetariano o omnívoro, si es mejor rezar ó meditar. La forma que tu elijas para desarrollar tu parte espiritual es la adecuada  Hay personas que no se preocupan por desarrollar esta área, ¡que bien! si ellas se sienten agusto así, pues adelante. Se trata de conocernos a nosotros mismos y cada uno hace lo que le funciona a uno mismo -aunque suene redundante- nuestro interés no es  imponer una forma de pensar, cada quien va encontrando de acuerdo a como va buscando. Si crees que debes de desarrollar esta área, hazlo, de la manera que quieras, lo importante es que te sientas bien contigo mismo.
Aplica te

Es una tarea constante Conocerse a uno mismo, como todo en la vida, implica un poco de esfuerzo, constancia y disposición. Buscar en cada uno de nosotros, quien soy, que quiero de mi vida, que me motiva, que me hace soñar, que me lastima, que me enoja, etc. Hara más fácil que podamos superar alguna situación complicada o conflictiva en nuestra vida.
Conocete a ti mismo  es una aventura fascinante, llena de satisfacciones, en ocasiones puede llegar a ser un tanto doloroso pero creeme que al final, te quedas con una sensación de tranquilidad saber quien eres. 
Conocerte a ti mismo claro que reforzará tu autoestima y tu autoimagen, te hará menos vulnerable a las personas y comentarios negativos y sabras salir adelante en cualquier adversidad.
Conocerte a ti mismo es un ejercicio personal y que por lo tanto, tu sabras si lo haces o no.
Salvador Dalí