jueves, 11 de abril de 2013

Aceptar, un proceso mental e intelectual.

Preludio
En el artículo anterior, había mencionado sobre la importancia de tocar fondo. Se comentaba que una persona debe de tocar fondo y admitir que no puede solo y por lo tanto, necesita ayuda.

Despegue

Aceptar que se tiene un problema no es fácil, aceptar que se necesita ayuda es más complicado todavía. Es algo común pero complejo de explicar porque las personas nos cuesta trabajo aceptar cuando algo no esta saliendo como quisiéramos ó cuando nos sentimos mal por algún motivo, regularmente antes de aceptar buscamos culpables, buscamos con quien compartir la responsabilidad, que somos nosotros los únicos responsables de lo que nos pasa, sea positivo o negativo, y ya una vez que culpamos a medio mundo y nos vamos dando cuenta de que nadie, pero nadie ha decidido o influido en lo que nos está sucediendo.


Nada sucede de la noche a la mañana, y eso mismo pasa con nosotros, los problemas que tenemos se han venido acumulando día con día, al no detectar eso que nos genera malestar, lamentablemente no quedo ahí, fue creciendo día con día, alimentándose de los problemas, de más preocupaciones, de más deseos insatisfechos, de frustraciones, de enojos, y un largo etc.

Algunas personas que he conocido en el plano psicoterapeútico admiten que tienen un problema, pero sólo lo hacen de manera "intelectual" es decir, admiten que tienen un problema y que necesitan ayuda pero no quieren hacer nada por esto, les ha tocado escuchar decir a alguien: "sé que hago mal, pero lo resuelvo y salgo rápido de esto. Las emociones son algo muy diferente a la inteligencia, puesto que es posible sentir de un modo y pensar de otro.

¿En donde nos debemos de aplicar? En que nuestra aceptación no sea solamente intelectual, sino que también emocional. Muchas veces he escuchado de las personas con las cuales he trabajado: ...estoy de acuerdo con usted, pero me parece que...cuando estas  u otras frases se dicen, no hay aceptación emocional, sólo intelectual, y para poder salir adelante de cualquier situación o problemática, hay que tener ambas.

Aplica te

Cómo nos podemos dar cuenta, Aceptar, va más allá de solamente decir, ..."sí, estoy mal" tiene que haber una concordancia intelectual y emocional y cuando lo hayamos logrado, entonces solucionar nuestras problemáticas, serán más sencillas, más fáciles de alcanzar.

Acude con tu psicólogo, el ó ella, logrará ayudarte a que la aceptación sea en los dos planos, intelectual y emocional, para que así, logres salir más rápido y puedas asimilar y cambiar lo que necesites.