miércoles, 8 de mayo de 2013

Perseverancia. ¡Tan cerca, tan lejos!

Preludio
Estamos por cumplir un año de que este blog vio la luz, o comenzó a navegar  en el mejor de los casos. Partió como muchos proyectos, con cierta estructura, con ideas de que se pretende hacer, que se quiere aportar y un largo etc.
Aún con todo esto, aquí sigo, -seguimos, ustedes por leerlo y recomendarlo, lo cual les agradezco mucho, y yo por buscar dentro de este mar de la Psicología temas que puedan ser no sólo interesantes sino como lo pueden aplicar en la vida cotidiana- Y de esto precisamente quiero comentarles esta vez, de la Perseverancia, cuanto cuesta no tenerla, sino mantenerla, y es que la Perseverancia -no me disculpo por la redundancia- es el camino al éxito, al triunfo, a materializar todos los proyectos, los sueños.

Despegue
"El que persevera alcanza" reza conocido refrán, y es que muchos o incluso la gran mayoría de las personas comenzamos "algo" entiendase este algo como dieta, idas al gimnasio, clases, empleos, hábito del ahorro, de comer saludable y etc. Y lo comenzamos muy bien, estamos muy animados, muy contentos por ese "algo" nuevo que vamos a comenzar, pero pasa el tiempo y las fuerzas, la motivación va disminuyendo, imaginen como si infláramos un globo que con el paso de los días va perdiendo aire y por lo tanto volumen, al grado de que de aquel globo grande y radiante que teníamos al inicio, terminamos por tener un "globo" flácido, arrugado y con muy poco aire.
La pregunta del millón es ¿Y porqué perdemos la motivación? ¿Porqué se me quitaron las ganas de seguir? Por el momento no hablaremos de la motivación que si bien es cierto va de la mano, pero es un tema aparte.

Desde pequeños nuestros padres nos motivan, nos educan a llegar a la cima, a llegar lo más alto, pero se les olvida decirnos que hay que hacer para mantenernos allí y nos toca a cada uno de nosotros "buscarle" como nos mantenemos en esa cima una vez que llegamos, nos toca encontrar la manera de seguir volando alto, sin caer en picada, desfallecidos.
Ahorita se me vienen a la mente algunos casos de éxito como Michael Jordan -el mejor basquetbolista del mundo- o Lionel Messi -el mejor jugador del Universo, para no tener problemas con mis amigos argentinos- pero esos son los casos públicos, los que salen en la prensa, pero ojo, no son los únicos, porque también los hay soldados y héroes que si bien no son anónimos, son conocidos por unos cuantos y estos héroes poco conocidos son los papás de muchos de nosotros, como en mí caso, que si bien es cierto mis padres no tuvieron una educación universitaria -que ni falta les hizo- y con perseverancia constuyeron una casa, mantienen su trabajo y nos dieron educación universitaria a mi hermana y a mí -que si nos hacia falta jaja- y siguen ahí, en la cúspide, han tenido altibajos, si, pero no han caído, levantarse de unas malas, muy malas rachas, sacar fuerzas de quien sabe donde para seguir en un proyecto de vida que lo llamaron Familia es digno de admirarse. Y no sólo mis padres, sino también los de ustedes han logrado muchísimas cosas a base de esfuerzo y perseverancia, mucha gente ha logrado mantenerse siendo el mejor promedio en su clase, conservando su empleo, mejorando su puesto o iniciando y manteniendo su propio negocio. Sobran y vastan ejemplos de Perseverancia, los invito a que volteen y se darán cuenta de que estamos rodeados de tanta gente que es perseverante. Así que ¡A copiar la actitud perseverante!

Aplica te
Ustedes me han ido conociendo en este ya casi año de vida, saben que en este blog no damos recetas, pasos infalibles o formulas mágicas para resolver tal o cual situación, mí intensión ha sido  será siempre el de reflexionar y actuar. Todos lo sabemos, hacer las cosas con la misma motivación de cuando iniciamos no es fácil, porque hay muchas cosas o distractores que nos pueden desviar y hacer que nuestras fuerzas bajen y por lo tanto dejemos de ser perseverantes. El esfuerzo debe de ser constante, si Roma no se hizo en un día, y un ladrillo no hace una casa, pero un conjunto de ladrillos hacen las paredes que conformaran la casa nos quiere decir que el trabajo, la constancia -Perseverancia- harán que nuestros sueños se hagan realidad.
¿Ya te canso ese trabajo? ¡Renuncia! ¿Te harto tu familia? ¡Vete! ¿No quieres seguir ahorrando? ¡Gasta! ¿Preocupado porque pasará mañana? ¡Sigue de indiferente! Así de fácil, así de sencillo, nadie te obliga a nada, tú y solamente tú te pones los límites y los alcances, si no te esfuerzas no lograras nada, así de simple. Puedes vivir haciendo lo mínimo, pues entonces conformate con los mínimos resultados.

Quiero aprovechar para decirle a toda la gente que me sirve de inspiración, de ejemplo y de ejemplo del mal ejemplo -jaja- ¡Gracias! Por ser y estar. A mis padres, mi hermana, mi esposa -amante, que es el mejor término- a mi hija, a mis amigos cercanos, a los lejanos así como a todos mis familiares, gracias, gracias porque aunque no lo saben son mi  fuente de inspiración y de lucha diaria, y para los que han tenido a bien leer este blog, para quienes lo comparten y opinan, ¡Muy Agradecido!