martes, 23 de julio de 2013

¡Primero los padres!

Preludio

Estoy atendiendo una petición que ha sido reiterada constantemente, pero que por los tiempos y por ya tener una lista de temas que voy trabajando, no la había abordado. Pero debido a que es una inquietud de algunas personas que amablemente se dan el tiempo para escribirme, lo vamos a comentar.
Las preguntas constantes son ¿Qué hago con mi hijo si se ha vuelto berrinchudo?¿Cómo le hago para que mi hijo deje de hacer berrinche por todo? Entre otras preguntas por el estilo. Pero partamos de algo básico, es bien sabido el dicho popular de que los hijos son el reflejo de los padres, y de aquí es donde quiero partir: de los Padres.

Despegue

Es cierto que de acuerdo como son los papás, así será el niño, y no sólo hablamos de lo físico sino también de lo emocional y comportamental. Dado que el tema es muy amplio, voy a comentar situaciones muy generales que bien pueden aplicar a muchos de los que son padres. Temo decirles que en esta ocasión tendré que decir las cosas tal cual son, así que serán cosas duras y les pido que antes de otra cosa, reflexionen lo que aquí les expondré.

Antecedente de la pareja.
Si es bien importante que tengas consciente de cómo es que conociste a tu pareja, como es de que decidieron tener hijos, si fue idea de los dos o fue solamente de uno,  si lo planearon o no lo planearon.
Hay una hipótesis que es dura y que más que criticarla, conviene reflexionarla: hijo no planeado, es hijo no deseado y por lo tanto, hijo maltratado. Quienes apoyan esta hipótesis argumentan que se queda grabado en el inconsciente de cada uno de los padres. Esto hace que alguno de los padres, o ambos, van a tener este “mal recuerdo” hacia el hijo y de manera inconsciente, van a tener malos tratos hacia el hijo, por la frustración que este representa. Frustración porque tal vez con su llegada, interrumpió muchos planes, o tuvieron que cambiarlos drásticamente. Tal vez ni había amor entre la pareja, pero al haber un bebe de por medio, tuvieron que casarse.
Establecer límites. Los límites son básicos para los niños, para que sepan hasta donde son capaces y hasta donde no. Que tienen permitido y que no tienen permitido. Pero antes de quererlos inculcar a los hijos, ahora si aquí aplica predicar con el ejemplo, puesto que no podemos pedirles a los niños límites cuando nosotros, como adultos que somos y ejemplo para los hijos, no respetamos los límites nosotros mismos. Recuerden que los niños están pendientes de todo y claramente ven cuando su papá o su mamá no respetan límites, no respetan los acuerdos. Piensen en este escenario: mamá le dice constantemente al papá en las fiestas o reuniones: ya vámonos, ya vámonos, y papá responde: otro rato más, y así pasan 2 horas. ¿Esta escena, es un ejemplo de que papá respeta los límites?

La comunicación en la pareja. Es básica, entre ambos padres se tienen que estar poniendo constantemente de acuerdo y lo puse en cursivas porque los acuerdos en muchas ocasiones van cambiando de acuerdo a las necesidades, a lo que se va presentando tanto entre la pareja como con los hijos, así que aquí la comunicación debe de ser fluida, constante y directa.
Los papás son los únicos papás. Esto pareciera obvio, una perogrullada, pero es que es cierto. En las familias que he atendido, en la gran mayoría tienen una gran incidencia desde los abuelitos, hasta los tíos, las cuñadas, etc. Lo dijo el pediatra de mi hija, el Dr. Eliseo Herrera, cuando la comenzamos a llevar a su revisión mensual, “ustedes son los papás, no hagan caso a las abuelas, a las comadres a las cuñadas, ustedes deben de ir conociendo a su criatura, así que no dejen que nadie más se meta.”  Y es cierto, se aceptan los consejos, los tips, y demás comentarios respecto a la crianza de los hijos, pero recuerden que son los papás y nadie más que ellos los que tendrán que establecer los límites, castigos, premios, permisos, etc. Si dejan que otras personas intervengan, sólo van crear en el niño o niña una confusión de figura de autoridad. Así que pónganse las pilas y asuman el papel de padres.

No se desautoricen. De las cosas peores que puede ver un niño es que los papás se estén constantemente desautorizando, recuerden que le están enseñando a los hijos, que ustedes, los padres, son figura de autoridad y que mamá llegue y rompa el castigo que le puso papá al hijo, además de crear una confusión en el niño de quien es autoridad y quien no es, le están dando elementos para que el niño se vaya con el padre más permisivo, el más suave, el más manipulable, el que más afloja por decirlo de una manera coloquial. Pero también estaremos fomentando en el niño que hay un papá o  mamá enojona, castigadora, mala, y hay un papá bueno.

Aplica te
Como ustedes saben, en este blog, no damos recetas para enfrentar la problemática, solamente comentamos cosas generales para pensar y ponernos a actuar en donde haya que actuar. El tema es muy amplio y por eso aquí hablamos de algunas cosas comunes que pasa entre los padres que dan motivo para que los hijos sean caprichosos y/o berrinchudos.
¿Y si eres papá/mamá solamente? Aplica lo mismo, y más porque en muchos casos, los papás o mamás que no tienen pareja, viven con los abuelos, entonces es con ellos con quien debes poner en práctica lo que mencione anteriormente.
En la próxima publicación, mencionaré como tratar a un hijo que hace muchos berrinches, rabietas o caprichoso.

Hasta la próxima.