viernes, 20 de diciembre de 2013

Emociones y Sentimientos en tiempo de consumo.

Preludio

Una teoría que tengo es que las emociones siempre expresan juntas, se manifiesta la principal y su antagónico. Cuando alguien ríe de alegría, hay un llanto de tristeza ocultándose.

Despegue

Es muy común que en estas fechas decembrinas, las personas manifestemos más nuestras emociones y estén más a flor de piel, y siempre haya un pretexto para expresar estas emociones que se vienen guardando –reprimiendo, o canalizando inadecuadamente dirían los ortodoxos- hacia las personas con las que cotidianamente convivimos, pero que dejamos de manifestarles nuestro sentir y ni se diga de las personas que vemos poco y que nuestra convivencia es esporádica, a las cuales les demostramos lo que sentimos por ellas sólo en el día de su cumpleaños, o alguna fecha en especial.
¿Por qué hay momentos o épocas del año en donde se nos facilita expresar nuestras emociones? Dependen de muchas cosas, una de ellas es que tanto en nuestra familia nos enseñaron a expresar lo que nos emociona, tanto positivo como negativo. Si nuestros padres fueron cariñosos y así como nos manifestaron su enojo por algo que hicimos mal y también nos manifestaron el amor sin tener  problema o prejuicios, entonces para nosotros se vuelve fácil, pero en toda regla hay excepciones, pues hay personas que sus padres no mostraban sus emociones, pero ellos decidieron no seguir esta tradición y son personas que decidieron manifestar las emociones a las personas que los rodean. Por lo tanto para este tipo de personas no importa la época del año.


Pero en este caso quiero enfocarme a como la mercadotecnia juega con nosotros. Es impresionante como publicistas, mercadólogos, vendedores y todo un equipo de gente elabora diferentes campañas para que las personas a través del consumo, demostremos a los cercanos y lejanos el aprecio o falta de aprecio que les tenemos. Para muchos, según es el tamaño y tipo de regalo, así es el afecto que se le tiene a la persona. Claro si no regalamos o el regalo es cualquier cosa, le estamos demostrando a esa persona el afecto o valor que tiene para nosotros.

Y es precisamente este papel que juega la mercadotecnia para que las personas estemos con nuestras emociones flor de piel, los publicistas y mercadólogos se encargan de estar haciendo estudios de nuestras emociones, sentimientos y comportamientos en diferentes momentos y saben que estas fechas, en diciembre por todo lo que representa desde el contexto religioso, hasta económico, pues al menos en Méjico, a muchos trabajadores se les da un aguinaldo monetario además de su pago y lo que ya mencionaba anteriormente, pues bueno, a gastar para demostrar lo que sentimos por los demás.
Claro que esto trae para muchos –entre ellos los vendedores- muchas emociones y sentimientos positivos, damos y recibimos regalos, aumentan las ventas, las sonrisas se ven en muchas caras. Pero lamentablemente no todo es felicidad, pues hay quien dentro de sus prioridades esta el satisfacer necesidades primarias y no necedades primarias, o sea, hay quien primero tiene que comer, comparar ropa, etc. Antes que pensar en comprar el último modelo de celular, la tableta más novedosa –que bueno, hay quien si lo hace- y termina por deprimirse por no poder pertenecer a esta alegría colectiva y si recordamos que el Ser Humano es un Ser Social, a nadie le gusta estar excluido del entorno.

Es por eso que los invito a que hagamos un acto de autorreflexión y comencemos por identificar nuestras emociones para poder expresarlas de manera asertiva y sin ningún tipo de prejuicio a las personas cercanas y lejanas que nos rodean y que tienen un papel en nuestra vida.

Los invito también a no esperar alguna fecha especial para demostrar estas emociones, todos los días son especiales si consideramos en que nadie tenemos la vida comprada.

Y por último, los invito a que no depende del regalo, ni su precio, ni su marca, ni su tamaño. Lo único que depende es la intensión con que se hace, si, sé que suena trillado, pero es cierto. Un abrazo, un beso, una carta hecha por nosotros mismos son regalos con más valor que otros, puesto que estamos poniendo nuestra esencia en ello, lo otro, está hecho en serie y hay 457 391 artículos idénticos a ese que estamos comprando.

Felices fiestas y que el Amor que promulgo el filósofo de Galilea, sea una poderosa fuerza motivadora en nuestras vidas.

Gracias por seguir cada publicación de mi blog. Les agradezco infinitamente sus comentarios, dudas, sugerencias, todas son bien recibidas y se que hay temas pendientes que faltan por abordar. ¡Hay trabajo por hacer! Gracias nuevamente y felicidades a todos.

Aplica te    

Emoción. Estado afectivo, una reacción subjetiva al ambiente, acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influida por la experiencia y que tiene la función adaptativa. Se refieren a estados internos como el deseo o la necesidad que dirige al organismo. Las categorías básicas de las emociones son: miedo, sorpresa, aversión, ira, tristeza y alegría.


Sentimiento. Es cuando de manera consciente vemos lo que nos produjo esta emoción. Por ejemplo, algo me molesta –emoción- hace que me ponga de mal humor –sentimiento-