lunes, 18 de junio de 2012

Cambio de habitos.

Es parte de nuestra vida cotidiana estar buscando en cambiar nuestros hábitos. Y es algo común, puesto que el ser humano es un ser de hábitos y un ser dinámico, por lo tanto, estos hábitos se tienen que ir modificando constantemente de acuerdo a nuestras necesidades.

La vida moderna también hace que, nos guste o no, tenemos que cambiar muchos de nuestros hábitos y nos resulta familiar porque incluso hasta nosotros lo hemos intentado escuchar frases como "quisiera bajar de peso" "quisiera dejar de fumar" "tengo que tomar menos refresco" estas y otras frases nos hablan de personas que quieren cambiar de hábitos pero lo más probable es de que fallen en su intento, pero lo más lamentable es que ni cambien el hábito que desean y venga una frustración mayor en la persona.

Es básico recordar en que nuestro cerebro recibe órdenes y de acuerdo a como le ordenemos ejecutar una acción, de esta manera la ejecutará. Por lo que a continuación te comparto una forma de cambiar hábitos. Recuerda, esta forma es una de tantas, habrá miles en la red, lo importante es que sigas una, tu constancia y entusiasmo darán gran parte de los resultados.



Tomemos un ejemplo cotidiano: Una persona busca bajar de peso, pero regularmente busca bajar grandes cantidades de peso en poco tiempo además de que es muy común escuchar de ella o él "no creo bajar lo suficiente" "será muy complicado no comer todo lo que me gusta"...A continuación comparto algunos puntos para considerar, poner en práctica y ver los resultados.

1.-IMAGEN  ¿Cómo te imaginas en tu proceso? ¿Cómo algo difícil, inalcanzable, que te trae malestar? La imagen que diseñes de ti mismo en este proceso de cambiar de hábito importa mucho, pues si generas imagenes en donde disfrutarás este cambio, en donde te sientes bien contigo mismo, como si fuera una forma de evolución personal y dejar atrás ese hábito que ya no te satisface por un hábito que te hará sentir mejor, con más vitalidad y renovado, entonces habrás dado un primer paso, uno muy importante. Puesto que los hábitos son difíciles pero no imposibles de cambiar.

2.- PALABRA = ACCIÓN ¿Cómo le das la órden a tu cerebro? ¿Qué palabras empleas para cambiar tu hábito? Recuerda, las palabras dan la órden al cerebro y este las materializará. "no voy a poder" "no creo aguantar" "va a ser difícil" este tipo de palabras hará que precisamente te sea difícil, no puedas o no aguantes. Busca palabras como: "es por mi bienestar" "me sentiré mejor" "lo hago para verme bien" estas frases harán que las cosas cambien totalmente. Es válido hacerlo por vernos bien. En la práctica que tengo como psicólogo, mucha gente oculta esto y en el fonde quieren verse bien, pero al decir esto, serán muy criticados y tachados de vanidosos, prefieren ocultarlo y es un error. Las palabras harán que nuestro cuerpo se ponga en acción.

3.- METAS CONCRETAS Y A CORTO PLAZO. "Solo por hoy" dicen en los grupos de rehabilitación y vean como muchos lo logran. Es un error trazarnos metas inalcanzables y a largo plazo, pues lo único que logramos es que ni las cumplamos y terminemos frustrados por esto. Utilizando el ejemplo que decíamos, si quieres bajar de peso haz un plan del día y a la semana ve tus avances. Por ejemplo: este día tomaré más agua, comeré menos pan, caminare lo más que pueda. Al terminar la semana comentalo con alguien ó escribelo, así te darás cuenta de que has hecho y que te falta por hacer.

4.- AUTOMOTIVACIÓN.  Siempre habrá personas que se burlen en tu intento de cambiar hábitos, incluso algunas personas cercanas pueden dudar de que lleves a cabo lo que te has propuesto. No te preocupes, no les hagas caso, en el mejor de los casos, hay cierta envidia porque es probable que ellos hayan intentado y hayan fallado. Concentrate en lo que quieres cambiar, cree en ti, si no lo haces tú ¿quien lo hará? Al finalizar el día haz un recuento de tus logros y de lo que has fallado, recuerda, lo importante es que tu mismo encuentres la motivación. Alguna ocasión una de las personas a las que apoyaba me comentó "esta semana no he tomado una gota de refresco" y eso le hizo sentir también hasta su expresión facial mostraba su alegria. 

5.- PERSEVERANCIA. Todo en la vida implica ser perseverante, los grandes genios del mundo fueron perseverantes y por eso lograron muchas de sus metas. Si fallas, no te sientas mal, analiza porque estas fallando y corrige. La constancia y la perseverancia dan resultados satisfactorios, por eso va de la mano con las metas y la automotivación. Las cosas no cambian de un día para otro, por lo tanto hay que seguir hasta que cambien de acuerdo a como nosotros queremos.

6.- SATISFACCIÓN. Este es el punto clave si de cambiar de hábitos se trata, si no disfrutas lo que estas haciendo, si no encuentras la satisfacción en las acciones que estas realizando para cambiar tus hábitos, entonces será muy difícil que cambies esos hábitos. Cuando algo nos causa placer nuestro cerebro segrega dopamina, este neurotransmisor hace que disfrutemos, que te sientas bien, que te sientas más alegre, por decirlo de una manera sencilla. Por lo tanto si disfrutas lo que estas haciendo, te sentiras satisfecho y bien contigo mismo.

Aplica te

Los hábitos se forman en 21 días, formar habitos tiene la misma estructura que cambiarlos, ya que los formas ó los cambias si tienes voluntad y ganas de hacerlo, si no es así, pasaran 21 ó más días sin que tus hábitos cambien. Cambiar hábitos es básico y necesario para las personas, pues debemos adecuarnos a nuestras necesidades y eso implica dejar atrás los hábitos que ya no son útiles pero que aún forman parte de nosotros.