martes, 18 de septiembre de 2012

Adolescencia y Pubertad...el reto para padres e hijos

Hablar de Adolescencia es adentrarse en un mar de cuestiones, que si bien es cierto, puede ser inmenso, pero también es muy interesante más cuando tienes hijos adolescentes o eres un adolescente.

Como el mar que tenemos frente a nosotros es vasto, elevemos anclas e izemos velas...

Antes que otra cosa conozcamos que para llegar a la Adolescencia, la persona tiene que hacer un breve pero significante recorrido por la Pubertad.

 La Pubertad es cierto que son todos los cambios físicos que presenta un niño o niña cuando esta dejando esta etapa y comienza a entrar a la Adolescencia. Cambios físicos en hombres: crecimiento de vello facial, físico, genital y corporal en general, ensanchamiento de espalda, crecimiento y fortalecimiento de músculos y huesos; así como el cambio de voz y la aparición de acné, polución ó expulsión de esperma por parte del chico mientras duerme y sueña con escenas eróticas e incluso, algunos tienen esta polución con el simple roce de la ropa . 
Mientras que en mujeres: el crecimiento de vello genital, crecimiento de senos y nalgas, aumento de estatura, obviamente la menstruación -menarquía así le llaman a la primera menstruación del la chica- cambio de voz así como también la aparición de acné, entre otros cambios.


Estos cambios pudieran parecer sólo simple crecimiento, y que haya donde no había o que nazca donde no había nacido. Pero analicemos estos cambios y la importancia que tienen para los chicos y chicas de esta edad. Pues consideramos que no es fácil aceptar estos cambios físicos por muchos argumentos, menos se esta preparado para los cambios emocionales que vienen de la mano en la Adolescencia.

Y si quiero que detengamos un momento nuestro bote en este navegar; puesto que es importante analizar como las aguas de la pubertad se van agitando para dar paso a este torrente que es la Adolescencia y todas las implicaciones que traen.

El Ser Humano es un ser Bio Psico Social y esto quiere decir que estos 3 ejes son importantes en nuestra vida, su conocimiento, mantenerlos en equilibrio y actuar cuando uno de ellos se salga de esta estabilidad, es básico para cualquier persona conocerlo y actuar cuando algo en estos ejes se salga de control.

Como hablamos de la Pubertad entonces nos centraremos en el eje Biológico de la persona. En el estado emocional influye directamente las alteraciones hormonales, los problemas en el sistema nervioso y el sistema bioquímico de nuestro cuerpo. Por lo tanto, claro que estos cambios influyen en el estado emocional del niño o la niña. ¿A cuantas chicas conocen que les dio pena ver como sus senos crecían mientras que las demás amigas y compañeras no? ¿Cuantos hijos varones se sienten avergonzados porque su mamá los ve desnudos y se percata del crecimiento del vello púbico y la mamá hace una broma -sin querer...¿queriendo?- de esto? ¿Recuerdan de la compañera que se levantó de la butaca en el salón de clases y descubrió que en ese preciso momento, le había bajado? No es fácil para el niño adaptarse a estos cambios y por lo que estos cambios implican -mayor responsabilidad, más conocimiento de su cuerpo- y la angustia crece cuando no los hemos preparado para esta vorágine de cambios.

 

Aplica te

1.- Si eres adolescente, ¡Informate! revisa tu facebook, tu twitter o cualquier otra red social, te ayudará a entender lo que te esta pasando y lo que esta por venir.

2.- Fortalece la comunicación y la confianza con tus padres. No quiero sonar moralista, pero son las personas que no te fallaran y estarán dispuestos a ayudarte y buscar ayuda contigo sin esperar nada a cambio.

3.- Si eres adulto ¡Informate! no hay excusa ni pretexto, esta el Internet, aunque también están los libros, algún amigo médico, la información es importante y más en este tiempo.

4.- Fortalece la comunicación y la confianza con tu hijo o hija, no dejes que otra persona menos informada o mal informada oriente a tu hijo en esta nueva etapa de su vida.

5.- Si eres la mamá "alivianada" ó el papá "buena onda" ojo con tus comentarios, tal vez para ti no represente ningún problema comentar en la reunión familiar que a tu hija ya le bajo ó que a tu hijo ya le creció el vello púbico o hacerle burla del bigote o la barba en la cara de tu hijo. Recuerda que son cosas intimas, privadas y que tal vez a tu hijo o hija si apenen.