martes, 29 de enero de 2013

Cambia de Paradigma, ¡Ya!

Preludio

Sin demeritar y muchos menos quitar el contexto filosófico y científico de lo que es un paradigma, pero a continuación, vamos a darle una aplicación práctica sin que pierda su esencia.

Consideremos que el paradigma es la forma en como vemos y entendemos lo que sucede tanto en nuestra vida personal como familiar y social. Este paradigma son todos esos pensamientos e ideas con las que nos vamos abriendo paso en nuestra vida.

Despegue

La pregunta obligada es ¿por qué tengo que cambiar de paradigma? La respuesta es muy sencilla: así como todo en la vida es renovación, también el ser humano debe de estarse moviendo, renovando constantemente y es por eso que necesitamos cambiar de paradigmas.
¿Qué paradigmas tengo?
No hay mejor pregunta que esta. Si no sabes que paradigma tienes, te invito a que pienses un par de minutos en esto:
  • Nunca cumplo lo que prometo.
  • Soy un desastre en la escuela, nunca tendré mejores calificaciones.
  • No voy a encontar el amor de mi vida.
  • Nunca seré millonario.
  • La felicidad es difícil de alcanzar.
  • Siempre que quiero platicar con mi mamá, salimos peleando.
  • Me cuesta mucho trabajo ahorrar.
 Así como estas ideas o paradigmas, hay muchos más paradigmas en nosotros que hasta ahorita han marcado nuestra forma de ser, han logrado programar a nuestro cerebro para que este ejecute lo que le estamos ordenando. Y si yo le sigo ordenando en que soy un fracaso en la escuela, seguiré siendo un fracaso. O que si con mis padres siempre estoy discutiendo, pues siempre estaré discutiendo con mis padres.
Por estas razones, es importante el cambiar de paradigmas, de ver y entender la vida pues. No puedes seguir con la mentalidad de cuanto tenías 15 ahora que tienes 20, ni una mentalidad de 20 cuanto ahora tienes 40. Tal vez creas que miento al decirte esto, pues vez que las cosas te han venido "funcionando" sin cambiar de paradigmas. Y aquí mi pregunta si es directa: ¿en verdad si te ha funcionado el no cambiar de paradigma? Porque lo más probable es que las cosas no te salgan como tu quieres, pero has aprendido a tener medios resultados. Y si lo analizamos con objetividad, tal vez te encuentres que te urge un cambio de paradigma. Pero aunque no lo creas, hay personas que mueren de viejas y nunca cambiaron de paradigmas, siempre tuvieron la misma visión de las cosas; pero que crees, toda su vida se pasaron lamentándose por que las cosas no les salían como querían, se volvieron enojones -amargados, dijo una de mis sobrinas- perdieron la motivación y de todo se quejaban.

Aplica te

Puedo darte mil quinientos cuarenta y dos motivos para que cambies de paradigmas. Pero tu realmente sabes cuales debes de cambiar y por donde debes empezar.
Solo recuerda una cosa: hasta el agua estancada, se pudre.  
Únete al reto, cambia los paradigmas que hacen que te relaciones con la escuela, con tu familia, con tus amigos, con tu pareja, pero lo más importante, los que tienen que ver contigo directamente.