martes, 12 de febrero de 2013

Disfrutar lo que se hace, el primer paso para lograr todo.

Preludio

Se que hay aproximadamente 768 libros de Formas para alcanzar el éxito. Pero hay pocos, muy pocos que hablen de como mantener ese éxito.
En una de las clases que imparto, uno de los alumos me preguntó que como había que hacerle para ser exitoso. Después de escuchar algunas opiniones, en conjunto decidimos una cosa.



Despegue

Lo primero que tendríamos que hacer sería definir que es el Éxito para cada quien. Una vez que lo hemos definido, nos daríamos a la tarea de detectar los posibles bloqueos mentales que podemos tener cada uno de nosotros, tanto para alcanzar el éxito como para mantenerse ahí.

Aquí hay un punto importante para analizar y es el del bloqueo mental. Estos bloqueos -o que para algunos son complejos- existen desde nuestra niñez, algunos heredados, otros aprendidos y otros tantos que nosotros mismos fuimos adquiriendo a lo largo de la vida.
Si nos ponemos a analizar, nos daremos cuenta que un complejo general es la de falta de seguridad en uno mismo, muchos no nos creemos o no nos sentimos merecedores de las cosas buenas que nos pasan en la vida. Y como lo he mencionado anteriormente, este tipo de pensamientos o complejos, le dan una orden a nuestro cerebro y por lo tanto, ejecutará la señal que le estamos mandando. 

Regresando a estar en la permanencia del éxito es que una vez que ya definimos que es éxito y que ya pudimos identificar al menos un complejo o bloqueo. Viene algo muy pero muy importante, que es disfrutar lo que se hace y mira que esto debería ser fácil, pero por alguna manera no lo es o al menos, no lo hacemos fácil. Si algo no se disfruta es porque lo estamos haciendo de manera forzada, porque tal vez no nos dimos un tiempo para pensar que queríamos, como lo queríamos hacer y donde lo quisiéramos hacer. Muchos se quejan de su trabajo, de la escuela,  de su pareja, de los amigos y de otras muchas cosas más, pero déjame recordarte que todas esas cosas de las que te quejas tu las elegiste, nadie lo hizo por ti o te amenazo para que lo hicieras. Entonces, si sólo Tú y nadie más que Tú decidio tener lo que tienes, tienes 2 alternativas: 1) hacer un alto, analizar si esto que tienes es lo que quieres y si es así entonces analiza porque no lo estás disfrutando. O la 2) Si esto no es lo que quieres, no es lo que has soñado, cambia, da la vuelta, gira y ve por eso que sueñas, por eso que te hará además de feliz, disfrutaras cada día de tu vida, cada minuto, cada segundo. No pasa nada si decides cambiar, sé que hay muchos comentarios negativos sobre el cambio, hay quienes hasta hablan de fracaso, pero nada, no tienes de que preocuparte, equivocarse es parte de la enseñanza en la escuela de la vida.

Aplica te

Lo que no disfrutes terminará por cobrarte la factura algún día. Tu cuerpo tendrá tantos padecimientos como tu quieras, así que disfruta lo que haces y si no lo estas disfrutando, entonces...¿qué estas haciendo?