martes, 19 de febrero de 2013

¿Me voy ó te vas? La Ruptura

Preludio

Tengo cerca de 7 años trabajando con parejas o ex parejas que están en proceso de divorcio ó separación y no esta por demás comentar que si bien es cierto la separación no es fácil, si se puede llegar a ella de una mejor manera.
Este tema me habían sugerido abordarlo ya que es una realidad que se vive de manera más frecuente en nuestra vida cotidiana. Aunque también quiero recordar que uno, dos o más artículos serán insuficientes para abordar este tema. Así que planteare algunas ideas generales.

Despegue

Cuando una pareja ha decidió separarse sea cual sea el motivo, viene todo un torbellino de sentimientos, sentimientos que pueden ser tan opuestos o tan radicales que una vez que aparecen no ayuda el negarlos, ayuda conocerlos, reconocerlos, canalizarlos como energía que nos ayude a salir adelante. 

1.- No busques culpables. En una relación de pareja ambos tienen la misma participación tanto en los aciertos como en los errores y si se trata de buscar culpables, déjame decirte que ambos tienen el mismo porcentaje de culpa, 50-50. Así que antes de culpar al otro, respira profundo, sientante y analiza los errores que cometiste.


2.- Acepta tus sentimientos. Si estás triste, ¡Pues estas triste! o enojado o con miedo, etc. Muchas ocasiones ocultamos, minimizamos o evadimos los sentimientos, principalmente los negativos y creemos que al hacer esto, simplemente van a desaparecer y por supuesto que esto no ayuda para nada. Hay que reconocer y aceptar los sentimientos que una separación nos deja, ubicar que es lo que esta generando e ir buscándole una salida a esta situación.

3.- No a la autocompasión. Una cosa es aceptar los sentimientos y desahogarte y otra autocompadecerse. Cuando te autocompadeces, lo único que haces es denigrarte, convertirte en víctima y como ya lo mencione anteriormente, ambos tienen el mismo porcentaje de culpa. No provoques lástima, porque al final de cuentas, es la manera en que tu mismo, tu misma veras, y te pararas frente al espejo y sólo sentiras lástima por ti.

4.- Comunicación. A pesar de que la relación se ha terminado, la comunicación debe de existir, más cuando hay hijos de por medio. Sé que puedo estar pidiendo un imposible, pero tendrán que hablar mucho y con calma de miles de detalles, entiendo que en las pláticas que tengan podrán aparecer las recriminaciones, recuerda que eso no ayuda del todo, en el peor de los casos solo resultara más dolorosa la separación y habrá muchos más resentimientos. Cuando estén platicando y los ánimos estén subiendo de tono. Es mejor hacer una pausa y dejar la plática para después.

5.- No busques cómplices. Es comprensible que estés pasando por un mal momento, que quieras desahogarte y busques quien "te de la razón" esto no te ayuda, al contrario, te engañas tu mismo y vas a tener una perspectiva de la situación parcial y poco objetiva. Así que no busques complices, te hace tener una venda en los ojos.

6.- Desahogate. Platicalo, platicalo, platicalo hasta cansarte, hasta que tu mismo, tu misma digas, ¡Basta, suficiente! Como lo mencionaba anteriormente, llora si quieres llorar, si quieres correr, corre, enojate si así te sientes, grita si tienes ganas de gritar, sólo recuerda buscar el lugar indicado en el momento adecuado. Tu familia, tus amigos y tus seres queridos no tienen que "pagar" las consecuencias de tus actos. De tus actos tu solita, tu solito eres responsable. 

7.- Sigue adelante. Por más difícil que parezca, por más duro que este reto...¡Sigue adelante! Lamentablemente o afortunadamente, la vida sigue y tu tienes que seguir, no es fácil, pero tampoco es imposible, ¡has caído! levantate, sobate, llora del golpe, sacude la tierra y ponte de pie. Hay nuevos caminos por recorrer y nuevas experiencias que vivir. Así que no te detengas, y sigue adelante.

Aplica te

Cómo lo mencioné anteriormente, son solo ideas generales, que pueden o no adaptarse a tu situación, te pido las reflexiones y si crees necesario, acercate a algún colega profesional de la psicología, complementa esta ayuda con la que te pueden brindar tus familiares, tus amigos y todos esos seres queridos que te rodean y están contigo en las buenas, las malas y las peores.
La vida esta hecha de decisiones, de aciertos y fallos, de experiencias y conocimientos, de alegrias y de tristezas. Parafraseando a Gabriel García Márquez "la vida no solo es vivirla, sino como la vives para recordarla y contarla.