martes, 5 de marzo de 2013

Evita Aumentar los Daños en tus Hijos -La Ruptura lll-

Preludio

En el artículo de la semana pasada, mencione que no hacer con los hijos cuando la ruptura esta o es inminente. En el artículo de hoy, comentaré que puedes hacer con tus hijos para ayudarlos a no aumentar el daño ahora que la familia se ha separado.

Despegue


De que hay un daño emocional en tus hijos cuando los padres se separan es algo inevitable. Ahora te comparto sobre lo que puedes hacer para que este daño no se haga más fuerte.

1.-Muestrale tu cariño. Es algo bien básico mostar el afecto a las personas que queremos, bueno, entonces muestrale el cariño que sientes por tus hijos, besos, caricias, palabras, sonrisas, miradas y un sin fin de maneras más en que puedes expresar el cariño que sientes, así que ¡a demostrarlo!

2.- Habla con tu hijo. Independientemente de la edad que tenga, habla con tu hijo, cuentale tus planes, platícale que harás el día de hoy. Esta altamente documentado que si hablas con tu hijo generas confianza en el o ella y el día de mañana el también tendrá esta confianza de hablar contigo.

3.- Repréndelo cuando sea necesario. Muchos papás y mamás dejan de reprender a sus hijos cuando se han separado, esto muchas veces se hace por querer aparentar ser el "papá buena onda" pero lo único que haces es formar hombres y mujeres caprichosos. Así que cuando tu hija haga algo que no te agrada, rempréndelo, hazle saber que cometió un error y que te has molestado por eso. No lo veas con lástima, pues formaras una persona que siempre este buscando la conmiseración.

4.- Dedícale tiempo. Tal vez tengas que trabajar más tiempo y pareciera que no te rinde el día, te recomiendo que busques la mejor manera de organizarte en tu tiempo para que también le inviertas en la convivencia con tus hijos, juegues con ellos, salgas a algún parque ó simplemente te pongas a jugar con tus hijos. Recuerda que ahora más que nunca necesitan de tu tiempo.

5.- Paciencia, paciencia. Si tu hija se desespera, si llora sin motivo aparente o tal vez se hace más rebelde o caprichosa, ¡Calma! recuerda que ellos como tu viven un proceso, además hay una gran diferencia, tus hijos no saben como entender, comprender o sentirse ante esta situación. Recuerda que si para ti es angustiante, frustrante, te molesta, te llena de miedo, ¡Imagina para ellos! son estos mismos sentimientos, sólo que multiplicados por 100. Así que no pierdas la calma, ten paciencia, habla con ellos o tomate un momento a solas para que puedas recuperar la tranquilidad.

Aplica te

Muchas personas me han comentado que esto no es fácil, nada fácil y por supuesto que les doy la razón, pero recuerda también que nada es imposible, cuesta trabajo, ¡claro que cuesta trabajo! así que manos a la obra, habrá días en los que avanzas y otros en los que pareces retroceder, pero recuerda que todo en la vida lleva un proceso, dale tiempo a esto.
Tu te tienes a ti, tus hijos dependen de ti así que debes enfrentar esto, sacar fuerzas y salir adelante. Recuerda que hay psicólogos que te pueden ayudar en esta situación.