martes, 4 de junio de 2013

La Elección de Carrera uno de los grandes retos del próximo adulto.

Preludio
En estas fechas, al menos en Méjico los alumnos de bachillerato o preparatoria estar por cerrar cursos y preparan maletas para irse a estudiar la Universidad. Esto es motivador para muchos, incluso hay quien al empezar a leer esto, ya vinieron a la mente imágenes de cuando fuimos universitarios o tal vez otros, están recordando cuando su hermano, su hijo o algún familiar cercano, emprendió el viaje hacia la Universidad. Como decía, para muchos es motivador, pero para los jóvenes, -no sé si muchos o pocos- que se enfrentan a esto es angustiante, puesto que no están convencidos plenamente de lo que quieren estudiar.
En este artículo lo que vamos a tratar es un tanto la elección de carrera y todo lo que conlleva.
Despegue
En la mayoría de las escuelas de preparatoria o bachillerato –me atrevería a decir que en todas- hay una materia que se encarga de la Orientación Vocacional, aunque muchas veces no la consideran importante, unas veces quienes están a cargo de impartirla a los jóvenes, otras la misma institución. Pero en fin, ¡que cada quien tome su parte!
La elección de carrera –que es uno de los fines de la materia de Orientación Vocacional- no depende de un examen o test de Orientación Vocacional o de Aptitudes o de Habilidades Mentales Primarias. La elección de carrera está ligada principalmente a intereses, preferencias y gustos, sin dejar de lado aptitudes, capacidades y destrezas para ciertas materias, ciertos temas y prácticas que cada carrera implica. Vamos siendo concretos, así que ¡al tema!

Cuando una persona está por elegir una carrera debe de considerar:
·         Que le guste, que sea de su interés. Si la carrera que le gusta, no es de su interés, si no te genera motivación, desde este primer paso, ya habrá problemas, puesto que como lo he dicho anteriormente, lo que no te gusta o te interesa, terminará por fastidiarte y terminarás por dejarlo.
·         No te preocupes demasiado por las habilidades o aptitudes que tengas que desarrollar para esa carrera. Las Habilidades y Aptitudes que necesites para tal o cual carrera las vas a ir desarrollando no solo mientras estudias la Universidad, sino incluso cuando termines. Recuerda que todas las Habilidades y Aptitudes se pueden desarrollar. Si no eres bueno para dibujar pero te interesa la carrera de diseño gráfico, ¡tranquilo, relajada! Lo puedes desarrollar, además recuerda que la computación ya nos facilita más las cosas y se han desarrollado programas para suplir habilidades que aún no hemos desarrollado.
·         Revisa el plan de estudios. Por suerte todas las universidades cuentan con su página en Internet y muchas ya tienen también sus programas en la red. Consúltalos para que te des una idea de que materias veras en la carrera.
·         Considera costos. Si te vas a desplazar a otra ciudad, considera los gastos que esto va a generar. Renta de casa o habitación, transportes, comida, material de la carrera, etc. Aquí si te recomiendo lo hables con tus papás, se sienten cómodamente y comiencen a hacer cuentas, recuerda que muchas universidades ofrecen apoyos económicos, no dudes en buscarlos.
·         Considera una segunda opción. No es por pesimismo, pero en ocasiones hay ciertas carreras que son muy demandadas y las universidades emplean una serie de filtros para quedarse con los estudiantes que pueden atender. En ocasiones, si no eres del mismo Estado, puede ser factor para que no entres a la Universidad, así que es bueno tener un plan B.
·         No pienses en el dinero, porque si vas pensando en que los profesionistas de tal carrera ganan más dinero que otros, créeme que en ti no resultará. El éxito monetario depende del amor, del compromiso de las ganas y la motivación que le pones a lo que hagas. Eso se da como resultado de que lo que haces, lo haces con toda la motivación y compromiso.
·         Si te sientes presionado y sigues sin saber que estudiar. Habla con tus papás o la gente que te este apoyando, hazle saber tu sentir y vean otras alternativas.
·         Si de plano no quieres estudiar, ¡No pasa nada! Busca un oficio que te guste, te interese y ¡Aplícate! Tan digno y valioso es la carrera más innovadora como el oficio más necesario. Sólo disfruta lo que haces.
Aplica te
Recuerda no hay formulas mágicas que te digan que estudiar, tampoco hay exámenes que el resultado te van a decir cual carrera o profesión es para ti. Esto es una cuestión de elección, así que si necesitas detenerte, piensa, analiza, platícalo y toma una decisión. Eso sí, es una decisión tuya solo tuya y de nadie más, puesto que lo que decidas, te beneficiará primero a ti.


Solo por compartir, yo deje un año sin estudiar, mis padres se angustiaron muchísimo, cada día me decían que si ya no regresaría a la escuela, que si no quería seguir estudiando, mi papá incluso me trajo un llavero de la Universidad de Guanajuato para motivarme y un día sin que supieran, ya estaba inscrito en el curso propedéutico de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Querétaro, no puedes ni imaginarte la cara que pusieron mis papás al saber esta noticia. Saludos y un abrazo para mis papás que siempre creyeron en mí y todo el apoyo que aún me siguen dando.