martes, 20 de agosto de 2013

El trabajador Cansado o El Síndrome de Burnout

Preludio

El Síndrome de Burnout o el trabajador cansado se está convirtiendo en un tema recurrente en pláticas, conferencias y charlas en los diversos centros de trabajo.  Esto derivado de que cada día se manifiestan diversos síntomas en personas que trabajan sin distinción de si es un trabajo en dependencias públicas, privadas, si el trabajo implica mucha fuerza física o es un trabajo más intelectual.
Por lo que a continuación, comentaré sobre características o síntomas de este problema psicológico.

Despegue

El Síndrome de Burnout o conocido también como el Síndrome de trabajador cansado, o trabajador quemado. Tiene las siguientes características:
1.-  Cuando la persona despierta en la mañana, ya se siente cansado, o bien, siente que el sueño no fue suficiente para recuperarse.

2.- El trabajo es interminable, para estas personas, el trabajo no se acaba, por más de que se paren temprano e inicien sus actividades, tienen el sentimiento de no avanzar el su trabajo que tienen pendiente. Por más desveladas que se den, por más fines de semana que trabajen, el trabajo nunca se acaba.


3.- La persona pierde la capacidad de disfrutar. Lo que antes generaba placer, gozo, alegría, ahora ya no. Se ha perdido esta capacidad de alegrarse por algo o por alguien, se pierde esta intención de gozar de las cosas, de las personas. En pocas palabras, te vuelves anhedónico y esto es la capacidad de disfrutar.
4.- Tener la sensación de sentirse estresado, es un síntoma del Burnout. Si eres de los que aún en fines de semana sientes la presión de tu trabajo, considera que puedes cerca de este síndrome.

5.- Si antes,  el ir a tu trabajo era un motivo para aplicarte, ponerte de buen humor, te motivaba y ahora ya no genera ninguno de estos sentimientos, entonces estas muy cercano al Burnout, analiza que factores están influyendo para que estés perdiendo esta motivación, este interés en tu trabajo. ¿Recuerdas tu actitud los primeros días en tu empleo? ¿Recuerdas lo que propusiste hacer cuando te entrevistaron a la hora de hacer la selección de personal? Entonces, ¿qué está pasando?

6.- Obviamente, si tu estado psicológico lo resiente, también tu cuerpo, y es probable que tengas o comiences a sentir este tipo de molestias:
·         Insomnio.
·         Dolor de cabeza y mareos
·         Dolores musculares
·         Trastornos digestivos.
Si encuentras más de dos puntos en los que coincides, no quiere decir que tengas el Síndrome de Burnout, pero si tal vez te estás acercando peligrosamente. Así que acércate con algún psicólogo para que te apoye y te oriente sobre tu problemática.

Aplica te

La gran pregunta es ¿Y porqué aparece este problema? Considera esto: trabajamos con personas y eso implica lidiar con formas de ser, temperamentos, una diversidad de formas de pensar y actuar, así que esto puede estar influyendo. Considera además de que la rutina también puede ser un gran factor para que estés perdiendo la motivación a tu trabajo. Si le agregamos que los sueldos no son lo que esperamos, o que  ya ha pasado un tiempo y no tenemos un aumento en nuestro sueldo, puede ser otro factor que se sume. Los horarios excesivos y las altas exigencias o el trabajar por metas u objetivos son un factor que sumado a los que acabo de mencionar y otros tantos más que faltan, entre ellos los problemas personales que cada uno de nosotros tiene, pues nos convertimos en una olla de presión que algún día vamos a terminar por explotar. Como lo mencioné anteriormente, acércate con un psicólogo para que te ayude y te oriente.