martes, 3 de septiembre de 2013

La masturbación, justa y necesaria.

Preludio

Varias de sus sugerencias han versado sobre el tema de la  masturbación. Y créanme que hay preguntas sencillas que van desde ¿Qué tan malo es masturbarse? Hasta preguntas como ¿Por qué me siento culpable cuando me masturbo? Y es que bueno, aunque alguien pudiera pensar de que a estas alturas del partido, esas preguntas ya no tienen razón de ser. Pero no se nos olvide, que este como muchos otros temas relacionados con la sexualidad, siguen siendo un tabú en nuestra sociedad.

Despegue

En este tema de la masturbación, hay mucha información circulando por todos lados, por eso quiero agregarle un plus a este tema y no sea tan repetitivo y trillado. Así que manos a la obra:
Como proceso de conocimiento. Es uno de los mejores ejercicios para autoconocerse, no sólo en la parte del erotismo y la autogratificación, sino hasta conocerse físicamente, ver como son tus genitales, su color, su  temperatura, la textura y la forma. Ya con ir reconociendo está parte, ya es ganancia. Ahora que si hablamos del plano erótico, no hay mejor placer que el que se proporciona uno mismo. Y conste que no es un acto egoísta, sino un momento personal, así como muchos meditan o hacen oración, así de personal es este acto, no estoy comparándolo con los mencionados, sólo hago la similitud de lo personal y satisfactorio que puede ser.   


Desarrollar la fantasía. Se dice que grandes amantes como Giacomo Cassanova, era un amante formidable en la cama y se atrevía a realizar posturas sexuales más allá de las tradicionales, esto logró gracias a que se masturbaba frecuentemente, pues a la hora de otorgarse este placer, se imaginaba en diferentes poses sexuales que después las llevaba a cabo con sus múltiples amantes. Así que si quieres innovar en la cama, comienza con la masturbación.

No causa ni daño cerebral, ni pelos en las manos o lunares en los dedos. Y es que la masturbación esta tan mitificada que antiguamente le atribuían la ceguera, la locura y en nuestros tiempos le atribuyen la aparición de barros y espinillas, pelos en las manos o lunares en los dedos. No causa daño alguno, al menos digo, que te proporciones todo el día la masturbación, pues es lógico que tu pene o tu vulva terminen irritados por la fricción, pero bueno, en algún momento hay que comer, dormir, etc. Así que veo difícil que alguien pase todo el día tocándose. Es cierto que algunas prácticas como el Kundalini Yoga, entre otras, piden a sus seguidores no masturbarse, esto con el fin de aprovechar la energía sexual en otros fines, pero nunca porque sea pecado o malo.

De la tradicional a la alternativa. Puedes masturbarte de manera tradicional, usando tus manos y/o dedos, aunque también la ciencia ha avanzado y solamente esta que navegues un rato por la red para encontrarte los aparatos más sofisticados, lujosos, extravagantes, alternativos, etc. Para que tu masturbación adquiera otro matiz, incluso ya hasta hay programas que descargas a tu computadora, conectas a tu computadora el aparato de masturbación no importa si eres hombre o mujer, te lo conectas tu, pones a correr el programa y puedes ver desde escenas sexuales o simplemente la fotografía de tu artista favorita. Así que tu imaginación es el límite.

¿Con tu pareja? ¡Claro! Es cierto que es un placer íntimo, propio, de autoconocimiento, autoexploración y autoerotización, pero también ponte a analizar, sería algo diferente, innovador, interesante. Recuerda que los seres humanos somos animales de costumbres y la rutina puede quitar lo motivante a este acto que tiene como fin proporcionar placer. Así que si en algún momento quieres incluir a alguien más o te hacen esta propuesta, antes de responder de manera negativa, piensa...¿Y por qué no?

¿Cuándo es un exceso? Esta es la pregunta básica y se responde de manera sencilla: cuando en tu cabeza sólo está la idea de masturbarte, entonces ahí si se te está convirtiendo en una obsesión. Si esto te pasa, ¡Calma! no te preocupes, es común en los Seres Humanos aquello que nos provoca placer nos atraiga a cada rato. Lo importante aquí es que la masturbación no esté todo el día en tu cabeza y en tus manos obviamente, hay tiempo para todo y si esto te pasa, acudes con algún psicólogo y ya. El te ayudará y te orientará sobre esta conducta.

Aplica te


Como te podrás dar cuenta, la masturbación es un acto natural en el Ser Humano, desconozco ampliamente porque ha sido satanizado, porque ha sido visto como algo pecaminoso, sucio, etc. Eso lo desconozco, lo que si tengo bien claro es que no tiene nada de eso, ni es pecado, no sucio, ni nada por el estilo. Al contrario, ayuda y en el mejor de los casos es benéfico para tu salud. Así que como dijera aquel: ¡Por favor, tóquese ahí! Gracias y seguimos en contacto. Saludos a todos.