martes, 17 de septiembre de 2013

El Poder del Pensamiento o Pensamientos de Poder

Preludio

Se habla mucho sobre los pensamientos y de la influencia que tienen en nosotros. Encontramos profundos tratados, ensayos, tesis y demás reflexiones sobre los pensamientos. Así que en esta ocasión, haré un abordaje del pensamiento y como aplicarlo a la vida cotidiana.

Despegue

1.- El pensamiento “creador” de realidades. ¿Por qué mi pensamiento crea realidades? Lo voy a comentar de manera concreta y sencilla. Es el pensamiento una de las formas en que las personas nos creamos la imagen de “algo” de esta manera podemos nombrar a las cosas por su nombre, generamos juicios y prejuicios. Entonces si yo pienso “este día será terrible” ya estoy determinando como será el día para mí e incluso, cualquier contratiempo que me suceda en este día, será motivo para reforzar el pensamiento que tuve y por lo tanto, todo este día, será terrible.

2.- Tu relación con las personas que te rodean, están ligadas con el pensamiento. Como lo mencioné en el punto anterior. De acuerdo a lo que pienses de las personas, así será tu relación con ella. Aquí lo importante es que muchas veces tenemos pensamientos equivocados de las personas que nos rodean. Muchos de estos pensamientos son más bien prejuicios que nos formamos a partir de la opinión de otras personas y en ocasiones pensamos que cierta persona es alguien muy atenta sólo porque algún conocido de nosotros tuvo buenas atenciones, o viceversa, pensamos que nuestro compañero es de lo peor, sólo porque algún otro compañero nuestro tuvo alguna desavenencia. De esta manera a partir de nuestros pensamientos, así es nuestra relación con los demás.
Archivo:Efez Celsus Library 4 RB.jpg3.- Tu pensamiento y las enfermedades. Si eres de las personas que constantemente piensan: “...ah, creo que enfermaré esta vez” o “esta situación me enferma” ¿Qué crees que sucederá? ¡En efecto! Pues enfermarás, ojo, no con esto estoy diciendo que todas las enfermedades son mentales, ¡Claro que no! Pues las hay producto de una infección, un problema de funcionamiento por parte de alguno de los órganos, el ambiente, etc. Así que cuidado con las enfermedades que te produces de acuerdo a tu pensamiento.

4.- Tus pensamientos son el origen de todos tus miedos. Sentirte inseguro de ti mismo, con un complejo de inferioridad muy fuerte, pensar que la gente sólo te busca por interés o que nada más está interesada en dañarte es producto de tus pensamientos. Claro que no niego que hayas tenido experiencias previas que te lleven a pensar en esto. Pero recuerda que no todo es igual y ni mucho menos las personas. Así que si quieres combatir tus miedos, comienza por revisar tus pensamientos.

5.- Pensamiento y soledad: buenos consejeros. A muchas personas nos cuesta estar solos y cuando digo solos es sin estar escuchando radio o viendo televisión, mucho menos revisando nuestra red social y cuesta trabajo porque en cuanto estamos solos, nos ponemos a pensar en cosas que nos conciernen, en pocas palabras, pensamos en nosotros mismos, esto en ocasiones puede generar angustia o ansiedad, puesto que nos damos cuenta que hay cosas pendientes que hemos venido postergando y que urgen solucionar y bueno, si lo hemos postergado por algo será. Así que propicia tus momentos a solas, para que “escuches” tus pensamientos.

Aplica te


En este artículo, he mencionado algunas cosas relacionadas con el pensamiento y claro que hay más. Lo que si me interesa es que el pensamiento determina muchas cosas relacionadas con nosotros y van desde padecer una enfermedad, hasta tener un punto de vista sobre alguien más o también, tener un punto de vista de la vida misma. Así que retomo esta frase de la sabiduría popular: “ten cuidado con los deseos que piensas....se puede convertir en realidad”