martes, 5 de abril de 2016

El Otro

Preludio

El  movimiento vertiginoso de la vida actual nos está  llevando a los Seres Humanos a  preocuparnos y ocuparnos en cuestiones que exigen demos más de nuestro tiempo, nuestra fuerza, nuestra concentración, aprender más capacitarnos más, leer más. Esto ha traído muchas ventajas, puesto que hoy en día estamos más actualizados, conocemos más rápido las noticias y tenemos más acceso a la información, todo gracias al internet.

Despegue

Nadie puede oponerse ante tales beneficios. Solo que: “Houston, tenemos un problema” Y ese problema es que tanto lo que estamos involucrados en nosotros mismos que nos olvidamos del Otro.  
Resultado de imagen para El otro¿El Otro? ¿quién es el Otro?  El Otro Ser Humano que está ahí junto a nosotros, el que nos apoya cuando más lo necesitamos, el que nos escucha cuando tenemos la urgencia de que alguien nos preste atención. Es el Otro que nos ha visto llorar, reír, que se preocupa cuando nos ve preocupados. Ese Otro que se sienta calladamente aunque estés gritando, manoteando, hecho una furia. Mientras que el Otro, ahí está, para nosotros, para darnos un consuelo, una palmada o simplemente, su silencio te demuestra su complicidad.


¿Te has dado cuenta de cómo nos olvidamos de esas personas? ¿Qué pocas veces hacemos algo por ellos? Ya lo comentaba antes, la vida actual nos ha llevado a estar pendiente solo de nuestras necesidades y de nuestros intereses, sin reparar en las necesidades, intereses o preocupaciones de los que están a nuestro alrededor.

Aquí viene lo importante, entonces: ¿Qué hacer por el Otro? Muy fácil. Revisa esto:
Resultado de imagen para El otro
El Otro es un Ser Humano como tú o como yo, -aunque parezca una perogrullada- que tiene  las mismas necesidades que tú, claro, con diferentes formas de satisfacerlas, aunque si nos ponemos a pensar, será más fácil de lo que creemos en ayudar para que también satisfaga sus necesidades y pueda estar ahí.

1 Necesidad de sentirse seguro. Todas las personas necesitamos tener bien cimentado el sentimiento de seguridad y esto lo podemos brindar de la manera más fácil a las personas que nos rodean. ¿Cómo? Evita cuestionar las acciones de quienes te rodean; las personas actuamos como sabemos, entendemos y queremos, eso nos hace creer que estamos actuando de la mejor manera y lo que menos esperan es que alguien cuestione o critique el actuar o las decisiones que la persona toma. Podrás no estar de acuerdo, pero recuerda, cada persona hace lo que quiere y lo que puede.

2.- Todos queremos ser importantes. Es difícil encontrar a una persona que no tenga interés es ser importante. Así que has sentir  a las personas con las que te rodeas que son importantes en tu vida. No, para nada tiene que ver con regalos, el simple hecho de saludar con una sonrisa, llamar a las personas por su nombre, dar un sincero apretón de manos o un abrazo si es el caso, con eso es más que suficiente para hacer sentir importante. Puedes hacer un sincero elogio de su vestido, su peinado o simplemente con mantener contacto visual. ¿Te has percatado que mucha gente no ve a los ojos?

3.- Tenemos la necesidad de amar y ser amados. Esto es básico, porque más allá de la cursilería, el sentimiento del amor es algo que solo el Ser Humano lo puede generar. El amor a los padres, los hijos, la pareja, los amigos. Entonces, si tu estas rodeado de tus padres, tus hermanos, tus amigos, tu pareja o tus hijos… ¿Qué esperas para amarlos?  No escatimes en demostrárselos, hazlos sentir tu amor, tu cariño. Las palabras son bonitas, pero es mejor cuando las acompaña un hecho.     

Si pensaste en que pondría otro punto... ¡error! Jeje y no porque no existan, sino porque no quiero saturar de tareas a realizar para el Otro. Cada uno de nosotros sabe que necesita de mi –de ti- la gente que te rodea. Entonces es hora de ponerlo en práctica, agrega los números que consideres necesarios, yo te comparto estos y si no te sirven, ¡cámbialos! No pasa nada, el chiste es que lo apliques.

Aplica te

En el artículo de hoy, quiero compartir que en un trabajo que vengo desarrollando por más de una década y la satisfacción  que más que ser exitoso, este trabajo me está dejando muchos aprendizajes y me demuestra lo fácil que es equivocarse.

No existiriamos sin el Otro.